Víctimas de una ley injusta

Actualidad

La discriminación por raza de los mal catalogados PPP

No es un misterio que los perros catalogados por ley como Potencialmente Peligrosos (PPP) lo tienen mucho más difícil a la hora de encontrar familia. A los trámites burocráticos «extra» que tiene que hacer el adoptante de un perro de estas características se suma la discriminación que suele existir en muchas personas hacia perros de estas razas y que los convierte en víctimas de una ley injusta.

Cada año vemos como muchos perros van siendo adoptados mientras que los mal llamados Perros Potencialmente Peligrosos tienen que permanecer más tiempo en el refugio exclusivamente por su raza viendo como sus compañeros encuentran familia sin tanta dificultad.

Por ejemplo, los PPPs que salieron adoptados a lo largo del 2017 pasaron un promedio de 502 días en el refugio hasta la fecha de su adopción, cuando el promedio de todos los perros adoptados en ese año fue de 107 días.

Algunas razas como American Staffordshire Terrier y Pitbull Terrier son muy enérgicas y la mayoría de personas no son conscientes de las necesidades que tienen. Esta inexperiencia por parte de las personas hace que no los atiendan debidamente y surjan problemas que los llevan a abandonarlos. Debido a esta irresponsabilidad y a la cría entre particulares de estas razas, los refugios nos vemos desbordados desde hace ya demasiado tiempo.

Advertisements

La situación actual causada por esta moda es la de saturación y de momento no se prevé ninguna mejora en este sentido. Al contrario, las llamadas para abandonarlos no cesan y nos siguen llegando cada día. Con el objetivo de promover la adopción de los PPPs y reducir su tiempo de espera, hemos tomado varias medidas. Por ejemplo, la reducción del coste de su adopción y el ofrecimiento de un descuento en los certificados médicos necesarios para tramitar las licencias.

Cuando estos perros llegan a la protectora vemos en ellos un carácter muy noble. Son perros juguetones y cariñosos que se deshacen en caricias, a los que les encanta estar acompañados de los cuidadores y voluntarios. Son también muy fieles, alegres y mimosos, lejos de esa imagen y prejuicios alejados de la realidad que tienen muchas personas que desconocen estas razas. Y son, sin embargo, víctimas de esta ley injusta.

Compártelo

Comment below